Home Anuncio El Papa visitó Malta: «estamos llamados a volver a ese inicio, a la Iglesia naciente»

El Papa visitó Malta: «estamos llamados a volver a ese inicio, a la Iglesia naciente»

por Justina Kleine

El Papa Francisco visitó la ciudad de Malta el pasado 2 y 3 de abril y destacó la historia, la cultura y la geografía de la isla como imagen de un cristianismo comprometido con la necesidad de renovar la búsqueda de la paz y el espíritu de evangelización en todo el mundo.

Durante su primer día de visita a tierras maltesas, el Papa se reunió con las autoridades del país y se trasladó en catamarán al santuario nacional de Ta’Pinu; mientras que en su segundo día en Malta, Francisco visitó la gruta de San Pablo, celebró la Eucaristía y se reunió con los jesuitas de la ciudad y con un numeroso grupo de migrantes.

En su primer discurso público en Malta, Su Santidad destacó la calidez con que fue recibido y utilizó la imagen de la rosa de los vientos para destacar las bondades y virtudes de la sociedad maltesa, que fue recibiendo de múltiples influencias culturales e ideológicas traídas por todos los vientos, pero advirtió que además de valores, se reciben riesgos que hay que vigilar.

Francisco también destacó que la isla de Malta “puede inspirarnos, porque es urgente devolver la belleza al rostro del hombre, desfigurado por la guerra” y aludió a la “hermosa estatua mediterránea” que representa a la paz con la riqueza en brazos, “nos recuerda que la paz produce bienestar y la guerra solamente pobreza”.

Al visitar a la Virgen en el Santuario de Ta’Pinu, el Pontífice reflexionó sobre «la hora de Jesús» al morir en la cruz, e invitó a toda la Iglesia a redescubrir en ese pasaje el centro de la Fe: «estamos llamados a volver a ese inicio, a la Iglesia naciente que vemos en María y Juan al pie de la cruz” pero advirtió que no hay que mirar a los orígenes para copiar su modelo eclesial, sino para recuperar el espíritu de los primeros cristianos.

Según el Papa, «la vida de la Iglesia no es solamente una historia pasada que hay que recordar”, sino “un gran futuro que hay que construir”, y en alusión a esto hizo referencia a los aportes de la Iglesia de Malta al Sínodo Universal, «ustedes son una isla pequeña, pero de corazón grande, un tesoro en la Iglesia y para la Iglesia«.

Al día siguiente, en su encuentro con un grupo de migrantes, Francisco exhortó al mundo a mirar a las personas «no como números», sino como «hermanos y hermanas» y agradeció a Malta por «haber aceptado el reto de recibir a los migrantes que llegan», convirtiéndose en lugares de humanidad.

El Papa no dejó pasar la oportunidad para pedir por la paz en Ucrania durante la eucaristía celebrada en agradecimiento por la calidez y acogida de Malta; “pensando en la tragedia humanitaria de la atormentada Ucrania, todavía bajo el bombardeo de esta sacrílega guerra, no nos cansemos de rezar y ayudar a los que sufren” dijo Francisco antes de iniciar la oración del Ángelus.

Habiendo recordado la necesidad de renovar la Fe y el espíritu de las primeras comunidades cristianas, la importancia de reconocernos como hermanos necesitados y acompañados unos de otros y de conducirnos por el camino de la fraternidad y la amistad social, el Papa Francisco concluyó su visita a Malta y aseguró que conservará los «muchos rostros, y el rostro luminoso de Malta», sin dejar de dirigir su mirada la guerra en Ucrania.

 

Imagen: vaticannews.va

También te interesará

Dejar comentario

Abrir chat
Hola! Quiero suscribirme!