Home Anuncio Vigilia del Buen Pastor: el reencuentro de los jóvenes

Vigilia del Buen Pastor: el reencuentro de los jóvenes

por Justina Kleine

La Vigilia del Buen Pastor (VBP) se celebró el pasado sábado 7 de mayo en la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores, con la presencia de algunos obispos auxiliares, sacerdotes y la Iglesia joven de la arquidiócesis proveniente de todas las comunidades de la Ciudad.

El evento, organizado por la Pastoral Vocacional, se desarrolló bajo el lema «Empujados por el Espíritu para la misión» y fue uno de los primeros encuentros presenciales multitudinarios posterior a la pandemia.

La Vigilia Comenzó en el atrio de la parroquia con una bienvenida musical y la invitación a «responder al llamado desde adentro»; al ingresar al templo, los jóvenes pudieron conocer dos testimonios de vocación y reflexionar sobre el «llamado particular y personal, único e irrepetible a cada uno».

Como orientación para encontrar y conocer la vocación personal, la VBP se centró en reconocer cómo el Espíritu Santo «empuja desde adentro» revelando los dones, gustos y lo atractivo para cada uno; y cómo «empuja desde afuera «al convocar y reclamar la acción misionera en la realidad sufriente de cada persona.

La Vigilia fue una demostración explícita de las ganas de los jóvenes por juntarse, por crecer como Iglesia, y de las muchas búsquedas que tienen para concretar su  proyecto de vida.


La Pastoral Vocacional, en conversación con En Camino, dio testimonio del llamado de Dios a cada uno, de las búsquedas y discernimientos de los jóvenes, pero también de cómo, muchas veces, «los jóvenes, no se dan cuenta del valor infinito que tiene su vida y que Dios tiene para ellos un camino único que sólo ellos pueden realizar».

Para que la búsqueda y el discernimiento no quede en lo superficial y los jóvenes puedan canalizarla, la Pastoral Vocacional ofrece el Grupo San José, para quien se preguntó «Qué quiere Jesús para mi vida?» y está buscando una respuesta para «descubrir y concretar su proyecto de vida».

La Vigilia finalizó con una procesión con la Virgen de Luján alrededor del Parque Centenario; mientras caminaban entre cantos y Ave Marías, los jóvenes reconocían su valor al vitorear: «Lo dice el Papa, lo dicen los obispos: la juventud es lo mejor que tiene Cristo».

También te interesará

Dejar comentario

Abrir chat
Hola! Quiero suscribirme!