Home Anuncio Seis misioneros argentinos fueron enviados a la Amazonia peruana

Seis misioneros argentinos fueron enviados a la Amazonia peruana

por Justina Kleine

La misa de envío a la Misión a la Amazonia peruana se realizó en la mañana del pasado domingo 24 de abril, segundo Domingo de Pascua, presidida por el Obispo de San Isidro y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Monseñor Oscar Ojea, junto a otros obispos y sacerdotes, en la que se dio la bendición de envío a los seis misioneros de la Iglesia Argentina.

En su homilía, Monseñor Ojea destacó que «Los misioneros manifiestan, por ser la mayoría mujeres laicas, matrimonios, religiosas, sacerdotes; la diversidad de los carismas de nuestra Iglesia«.

Los misioneros enviado son:
– Claudia Novarino, laica misionera adgentes oriunda de Río Cuarto.
– María Celeste Pereyra, licenciada en Trabajo Social y misionera permanente en el Chaco argentino.
– Sara Rosa Dalzotto, religiosa del Instituto Terceras Mercedarias del Niño Jesús.
– El matrimonio de Néstor Edgardo Castro y Alejandra Susana Aqueveque, miembros del Equipo Diocesano de Misiones como delegados de Familias Misioneras.
– Flavia Andrea Cuadro, madre, laica y misionera de la arquidiócesis de Córdoba.

El Obispo de San Isidro recordó el ardor y la pasión con que Jesús expresa públicamente su vocación misionera en el Evangelio de San Lucas, como «su ardor misionero lo lleva hasta sentir en los flecos de su manto la necesidad del pueblo» y exhortó a los fieles «hay que reconocerse a uno mismo marcado a fuego por esta misión«.

Se dirigió particularmente a los misioneros pidiéndoles «Nosotros vamos con ustedes, llévennos. Tienen todo el respaldo de la comunidad de la Iglesia Argentina que también quiere enriquecerse con ustedes».

Expresó el deseo de que los misioneras puedan ejercitar las cinco características de los discípulos misioneros que menciona el Papa Francisco en Evangeli Gaudium: el primerear con la misericordia, el involucrarse, el acompañar, fructificar y festejar; y les recordó «van a integrarse a un pueblo que evangeliza al pueblo, poniendo su grano de arena para potenciar ese tesoro escondido que está en tantos miembros de nuestro pueblo y que, a través de ustedes, va a despertar».

Ojea también contó la realidad de la Región de la Amazonia describiéndola como «una belleza desfigurada por el maltrato del hombre a la naturaleza creada» a la que se suma la crisis social debido a las migraciones forzadas a las ciudades en las que las comunidades originarias sufren una enorme falta de adaptación, avasallados por las costumbres de la sociedad de consumo.

Antes de realizar el envío misionero, monseñor Ojea les deseó la mayor felicidad en la misión a la que fueron llamados y expresó que «la Iglesia Argentina sabe que va a recibir a través de ustedes, que responden valientemente a este llamado del Espíritu, muchos bienes«.

De rodillas, los seis misioneros recibieron una bendición para que Dios «guíe sus pasos y los fortalezca con su gracia para que el cansancio no los venza, para que sus palabras sean eco del mensaje de Jesús y sus oyentes presten oído al Evangelio» junto con las cruces, signo del amor de Dios, para predicar a «Jesús crucificado, fuerza y sabiduría de Dios».

Luego de compartir la comunión, se realizó la firma del contrato misionero por parte de algunos sacerdotes y misioneros y se encomendó la misión a la Virgen misionera, antes de la bendición final.

La Iglesia Argentina acompaña en la oración a los misioneros enviados a la Amazonia peruana para llevar a Cristo a esta región que fue mirada hondamente por toda la Iglesia.

También te interesará

Dejar comentario

Abrir chat
Hola! Quiero suscribirme!