Home Celebración Domingo de Pascua: puntos para la oración personal

Domingo de Pascua: puntos para la oración personal

por facubuils

Compartimos una propuesta para la oración personal en este Domingo de Pascua.


Preparación

  • Elijo un lugar. Determino un tiempo.
  • Dispongo las cosas para rezar sin interrupciones.
  • Puedo encender una vela o buscar un poco de perfume.
  • Me miro como Dios me mira.

Pido:

Señor, dame alegría profunda y haceme testigo de tu Resurrección

Texto: Lucas 24, 1-12

El primer día de la semana, al amanecer, las mujeres fueron al sepulcro con los perfumes que habían preparado. Ellas encontraron removida la piedra del sepulcro y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.
Mientras estaban desconcertadas a causa de esto, se les aparecieron dos hombres con vestiduras deslumbrantes. Como las mujeres, llenas de temor, no se atrevían a levantar la vista del suelo, ellos les preguntaron: «¿Porqué buscan entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado. Recuerden lo que él les decía cuando aún estaba en Galilea: «Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de los pecadores, que sea crucificado y que resucite al tercer día»» Y las mujeres recordaron sus palabras.
Cuando regresaron del sepulcro, refirieron esto a los Once y a todos los demás. Eran María Magdalena, Juana y María, la madre de Santiago, y las demás mujeres que las acompañaban. Ellas contaron todo a los Apóstoles, pero a ellos les pareció que deliraban y no les creyeron.
Pedro, sin embargo, se levantó y corrió hacia el sepulcro, y al asomarse, no vio mas que las sábanas. Entonces regresó lleno de admiración por lo que había sucedido. 

Oración:

  • Imagino el amanecer. Me hago presente junto a las mujeres.
  • Huelo los perfumes. Imagino el sepulcro abierto y entro con ellas.
  • Me quedo en el sepulcro vacío. Le presento al Señor mis miedos y vacíos, confiando en que su presencia resucitada los transformará.
  • Sigo contemplando la escena. Recibo con fe el anuncio de la Resurrección.
  • Junto con las mujeres, me propongo ser testigo de Jesús resucitado en mi vida cotidiana.

Examen

  • ¿Estuvo bien el lugar que elegí? ¿Fui fiel al tiempo que me propuse? ¿Me interrumpieron, me faltó algo? ¿Tuve sueño, hambre, sed, frío o calor?
  • ¿Qué pensé durante la oración?
  • ¿Qué sentimientos tuve?
  • ¿Qué o a quién recordé?
  • ¿A qué me sentí movido?
  • Escribo brevemente qué me llevo de este rato de oración.

También te interesará

Dejar comentario

Abrir chat
Hola! Quiero suscribirme!