Portada » Una mirada desde su parroquia, Cristo Obrero

Una mirada desde su parroquia, Cristo Obrero

por Nelson Espindola
Inició el Mes Mugica

La capilla Cristo Obrero, hoy parroquia, fue inaugurada en 1970 por el padre Carlos Mugica. Ubicada en Retiro en uno de los barrios que en la época de Mugica era llamado “Villa 31” y hoy lleva su nombre “Barrio Padre Carlos Mugica”. El número le fue dado por la dictadura militar de Onganía y Lanusse porque no querían “que los barrios populares tengan nombre”. Allí nos recibe el Padre Ignacio “Nacho” Bagattini, párroco de Cristo Obrero.

El Padre “Nacho” reflexiona sobre la vida y obra de Mugica, destacando su dedicación y compromiso hacia los más humildes “el Padre Carlos fue un sacerdote comprometido con los barrios desde el principio, esto se refleja en las acciones y proyectos de las comunidades al día de hoy y es importante trabajar en comunidad y actuar de forma conjunta para fortalecer este legado”.

Camino hacia los 50 años de su martirio, el pasado 11 de abril, se realizó en la parroquia Cristo Obrero, el lanzamiento de los festejos y actividades que habrá por el Aniversario los primeros días de mayo, se exhibieron, donde descansan los restos del sacerdote, una placa conmemorativa de estos 50 años, cubierta por una tela roja -símbolo del martirio para los cristianos- y, junto a una reliquia del padre Carlos, un pedacito de pantalón que llevaba puesto el día que lo asesinaron en la puerta de la parroquia San Francisco Solano.

El Padre Nacho destaca las cuatro dimensiones de la vida de Mugica, que fueron señaladas por el escrito del Equipo de curas que leyó el padre Toto de Vedia: su sacerdocio, su compromiso político, su relación con las villas y su interés por la cultura:

MUGICA SACERDOTE

el padre Ignacio destaca la importancia de la figura de Carlos como sacerdote. “Una de las actividades más significativas es un evento en el Seminario de Buenos Aires. El objetivo es que seminaristas y curas conozcan su vida sacerdotal y su testimonio, ya vive en el corazón de su pueblo El padre Carlos Mugica  que su entrega y dedicación son modelos a seguir para los sacerdotes actuales y futuros. “a fines de abril y por primera vez desde su asesinato se habló del Padre Mugica en el seminario, nosotros consideramos que su vida sacerdotal es un testimonio muy lindo para los seminaristas que se están preparando para la vida sacerdotal.

A su vez La Catedral, donde Mugica se ordenó, también juega un papel crucial, desde el lunes 6 de mayo hasta el viernes 10 vamos a estar ahí en la Catedral con una Carpa Misionera y la muestra Itinerante con los objetos de Mugica siendo el punto de partida de la procesión dominical hacia la Plaza San Martín, y el domingo 12 de mayo a las 11hs comenzamos y ya en plaza San Martín se celebrará la misa y habrá un festival”.

MUGICA Y LA POLÍTICA

El texto compartido por los sacerdotes que dio al mes del martirio del padre Carlos resalta: “como forma más alta de caridad nos anima a exigir la presencia de un Estado que no se aleje de los más pobres”. En este punto el padre Nacho expresa: “en un momento que consideramos complejo, sentimos una retirada del Estado por las reducciones que hay; un ejemplo son los CAJ (Centro de Acceso a la Justicia), también de un recorte fuerte en lo que son los alimentos de los comedores que recibían un tipo de ayuda de nación. Hoy nos parece importante desde la figura de Carlos reclamar, con insistencia la presencia del Estado en los barrios y es de lo que Carlos también muchas veces exigía”.

MUGICA Y LA CULTURA

El legado de Carlos, nos dice el padre Nacho, nos lleva a trabajar por una sociedad más humana y más cristiana, recuperando valores permanentes del Evangelio. En este punto resalta el padre Nacho “contaremos con eventos musicales y el domingo 12, en el playón del barrio, habrá un festival con bandas conocidas que van a venir a tocar; algunas que son propiamente del barrio; y el día viernes 10 en el barrio también se realizará un festival con música donde vamos a jugar un poco y habrá varios videos. Buscamos celebrar la vida y el legado de Mugica a través de la música, el arte y la cultura. Estas actividades también fomentan un sentido de unidad y pertenencia en el barrio”.

MUGICA Y LAS VILLAS

El escrito leído por el padre Toto nos dice “que el legado del padre Carlos nos pide que se logre la tan necesaria integración socio-urbana de los más de 5.000 barrios populares. Que la Iglesia organizada tenga presencia activa en cada uno de ellos”. El padre Nacho hace una reflexión profunda sobre la comunidad resaltando la importancia de la actitud que se elige ante las adversidades, “ante la retirada del Estado, nuestras comunidades se empiezan a organizar y no se quedan con los brazos cruzados o con la mirada de desánimo sino al contrario se reacomodan y encuentran caminos para acompañar mejor y por eso nos parecía lindo que el domingo 12 de mayo, poder encontrarnos todos en Plaza San Martín, todas las comunidades como una gran comunidad, 50 Años del Martirio del Padre Carlos Mugica Sus zapatos son signo de haber caminado el barrio, de tener los pies en la realidad para poder hacer presente el mensaje de Jesús entre sus hermanos más necesitados. una gran familia, que antes ciertos temas adversos que se viven de la mano de Carlos nos unimos no solamente para recordar a Carlos todos juntos, para hacer memoria de su vida sino también, aprovechando la figura de Carlos, comprometernos de una manera más honda”.

Un cincuentenario que se viene caminando

Laly Ruiz Torres, parte del equipo Fiesta Mugica, expresa “el Padre Carlos vive. Y vive porque su mensaje, su compromiso se actualiza en nuestros barrios, en nuestras parroquias, en nuestros movimientos. Porque su muerte no ha tenido la última palabra, porque su entrega ha dado fruto abundante y nos muestra, a modo de adelanto, la vida en abundancia que Jesús nos promete.

Desde hace un año atrás un equipo de trabajo dedica horas y días en el corazón de la Parroquia Cristo Obrero, la que él mismo construyó junto a la comunidad, soñando el modo de hacer presente sus palabras, recuperando testimonios de aquellos y aquellas que compartieron su tiempo y buscando el modo de darlo a conocer a los más jóvenes. Ya desde octubre del 2023, celebrando los 93 años de su nacimiento, se comenzaba esta serie de eventos que van a servir de excusa para descubrir su vida, conocer su mensaje y compartir su legado. Ese día, allí, en el playón del Barrio Padre Carlos Mugica, una gran capilla a cielo abierto que reunía a los vecinos y  las vecinas, se inauguraban estos 50 años con la misa, festival y el comienzo de la peregrinación de los zapatos que el Padre Carlos usaba la noche de su muerte. Los mismos que forman parte de la Muestra Itinerante que, desde ese momento, recorre los barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires junto con una muestra fotográfica que cuenta la historia de su vida”.

El Centro Nueva Tierra en articulación con la parroquia Cristo Obrero también colabora en relación a diferentes actividades y propuestas que se están llevando a cabo desde octubre del años pasado camino a conmemorar los 50 años del Martirio del padre Carlos Mugica.

Desde Nueva Tierra se asumió el compromiso de llevar adelante la coordinación logística y comunicacional de la Muestra itinerante Mugica. La muestra cuenta con los zapatos del Padre Carlos, junto con una serie de 40 fotos que ilustran el trabajo social y pastoral llevado a cabo por el Mugica en el barrio y una serie de banners los cuales buscan poner en manifiesto la figura del padre Carlos y su coherencia entre su compromiso como sacerdote y su pensamiento político y social.

La Muestra itinerante Mugica ya recorró alrededor de 21 parroquias y comunidades barriales de CABA y Provincia de Bs. As. Para los días de mayo del festejo de los 50 años va a estar de nuevo en la parroquia Cristo obrero, y después durante junio y Julio va a seguir recorriendo diferentes puntos del conurbano para poder seguir llevando la figura de Mugica a todos los lugares que sea posible.

Aparte de la muestra itinerante el padre Nacho explica cómo se han recuperado varias reliquias y objetos personales de Mugica, con el objetivo de crear un museo que honre su vida, su obra y su barrio. Detalla el proceso de recopilación: “Cuando empezás a levantar una figura tan relevante como la de Mugica y compartirla, automáticamente comienzan a aparecer personas que quieren contribuir con fotos, testimonios o algo que perteneció a Carlos.” El museo incluirá objetos como su pasaporte, una casulla que tenía su sobrino, también cura, en Jujuy, un tocadiscos, con el que comenzaba los días escuchando a los Beatles y hasta cartas escritas con su puño y letra. El padre también menciona la importancia de los zapatos que Mugica usaba el día que fue asesinado y que fueron presentados el pasado 7 de octubre, dando inicio al proceso de preparación de esta celebración: “los zapatos cuando vos lo das vuelta, tienen barro del barrio ese día Carlos había jugado un partido acá, se cambió se puso los zapatos y se fue para San Francisco Solano, estaban bastante gastados, entonces uno piensa en los zapatos con los que él caminaba al barrio, con esos zapatos visitaba un enfermo, se visitaba una familia y esos zapatos llevaban la vida de una persona que se comprometía, que tenía convicción que tenía fe, que tenía esperanza ante situaciones adversas, que ante la muerte no tenía miedo porque decía que la muerte era dormirse para comenzar en la vida definitiva”.

Padre Carlos Mugica: un legado que construye presente

Laly también lo expresa “Hablar de que el Padre Carlos Mugica vive en el corazón de su pueblo. Y esta es la oportunidad para seguir mostrando cómo Jesús camina en los barrios. Es detenernos en los Hogares de Cristo, en los Clubes Parroquiales, en los centros para Adultos Mayores, en los comedores comunitarios, en el Abrazo Maternal, en Cáritas, donde acompañamos las necesidades diarias de la gente de alimentos, elementos ortopédicos y gestiones sociales, en las actividades para niños, en los movimientos scouts y de exploradores, en la atención a los enfermos, en las catequesis, en el trabajo con personas con discapacidad, en el día a día de los vecinos y las vecinas de nuestras capillas, en nuestras cooperativas. Es descubrirlo en las celebraciones de nuestra fe y de nuestra vida. En los abrazos de los jóvenes, en las risas de los chicos… Es reconocer la enorme cantidad de organizaciones y movimientos que llevan su nombre como bandera.

Muchos de nosotros”, comparte Laly, “hemos crecido con frases del Padre Carlos que explicaban lo que sentíamos al caminar los barrios, a descubrir nuestra vocación de servicio entre sus vecinos, al darnos cuenta que es imposible separar nuestra fe del amor al prójimo. Muchos hemos crecido con la historia de un cura asesinado. No queremos quedarnos ahí, solo en la historia.

Queremos jugarnos como él lo ha hecho. Queremos vivir caminando la vida como nos muestran sus zapatos: con los pies en el barro, las manos trabajando a la par y el corazón entregado por la construcción del Reino”.

Que este mayo nos encuentre a todos celebrando su vida y entrega, recuperando la memoria de su legado y comprometiéndonos con los que más sufren como él lo hizo, como lo hizo el mismo Jesús. Que toda la Iglesia celebre que “El Padre Carlos Mugica vive en el corazón de su pueblo”.

Claudia Cabrera
Periodista – Parroquia Cristo Obrero – Villa 31

Artículo publicado en la Revista Comunicarnos de MAYO-JUNIO 2024

Banner antes del título

También te interesará

Dejar comentario

Holaaaaa

Abrir chat
Hola! Quiero suscribirme!